Villa El Salvador: Huertas familiares: alimento y cuidado de la salud desde el saber tradicional en tiempo de pandemia

Más de 200 familias podrán acceder a los kits de vaporizadores caseros y a los packs para implementar huertas familiares que permitan enfrentar la pandemia.

En el contexto de la crisis provocada por la pandemia, muchas familias han visto peligrar su salud y el acceso a alimentos saludables, es así que surge “Huertas familiares: alimento y cuidado de la salud desde el saber tradicional en tiempo de COVID-19”, un programa de Educación Intercultural y Comunitario, Comunitario que se implementará en el contexto de la crisis provocada por la pandemia que evidenció la urgencia de cultivar nuestros alimentos en las ciudades para lograr la seguridad alimentaria de nuestras infancias.

Esta iniciativa busca garantizar la seguridad alimentaria y sanitaria de las familias, principalmente a las infancias del distrito de Villa El Salvador, y es promovida por jóvenes de la Red ComunArte de dicho distrito junto con la Asociación Cultural Arena y Esteras, quienes vienen entregando kits a diferentes familias que contienen un equipo de vaporizador casero y un botiquín intercultural, para el cuidado de la salud fortaleciendo el sistema inmunológico y atendiendo los síntomas leves de enfermedades mediante el conocimiento de formas tradicionales de sanación con el uso de hierbas y plantas medicinales.

Así mismo, entregarán packs para implementar huertas familiares compuestos por semillas, tierra de cultivo y elementos básicos para la siembra urbana en casa, además de sesiones virtuales semanales de videos tutoriales en los que se explicarán de forma sencilla los pasos para cultivar nuestros alimentos en casa. Esto tiene por objetivo generar conocimientos, actitudes y valores en NNA sobre las huertas familiares, asumiendo estilos de vida saludables, ante la grave crisis por la pandemia que pone en riesgo su seguridad alimentaria y sanitaria

Cabe señalar que Villa El Salvador y los distritos de Lima Sur, son zonas de alto nivel de contagio del virus, y las medidas de confinamiento son también más estrictas; por ello se planteó implementar programas y procesos de aprendizaje para la realización en casa con participación de las familias a través de las redes virtuales.

“Aprendo, cultivo y cuido mi salud en casa”

“En nuestras manos está el reto de alimentarnos, cuidarnos y mantenernos sanos, esta es la consigna de Huertas Familiares, una propuesta integral, vivencial y dinámica que invita a la participación de toda la familia. Estamos seguros que aportará de una manera efectiva a la situación de emergencia que vivimos por el COVID-19 y generará lecciones de vida para quienes participemos”, señala Ana Sofía Pinedo de Arena y Esteras.

Propuesta frente a la emergencia educativa

Hoy millones de niños y niñas se encuentran recluidos en sus casas como medida implementada por el gobierno para prevenir el contagio el virus.  Al suspenderse las clases el Ministerio de Educación inició desde el 06 de abril el programa “Aprendo en Casa”. En Villa El Salvador y Lima Sur, zonas de alto nivel de contagio del virus, las medidas de confinamiento son también más estrictas, por ello se hace imprescindible adecuar los programas y procesos de aprendizaje para su realización en casa con participación de las familias a través de las redes virtuales.

Por ello se han preparado videos con Andrea, niña que comparte sus saberes en la siembra. La propuesta busca que a través experiencias significativas niños y niñas aprendan, ya que este es el mayor límite de la educación en modo remoto. El rol de acompañamiento de las y los docentes de la red de educadores interculturales será primordial para asegurar el aprendizaje a mediano y largo plazo

Propuesta frente a la emergencia productiva y alimentaria

La crisis de la pandemia por el coronavirus puso también en evidencia otra pandemia aun mayor, la que se arrastra bajo este sistema económico: la pobreza urbana. Pues si hay algo que no se puede negar es que esta pandemia tiene un rostro urbano, pobre e informal. Los distritos populosos de la capital pasaron a ser los de mayor incidencia de infectados (y fallecidos).

Los mercados se convirtieron en el caldo de cultivo propicio para multiplicar exponencialmente los contagios, muchos de ellos tuvieron que cerrar. Esto agravó aún más la situación, generando desabastecimiento, especulación, alza de precios, caos. Pues algo que no puede faltar jamás es el alimento. Esta emergencia puso en relieve también el grado de dependencia de la población urbana hacia los productores de alimentos del campo. Y es que una cosa es cierta, la gente en las ciudades no cultiva sus alimentos. Esta crisis entonces abre la posibilidad de reaccionar ante esta gran debilidad de las ciudades modernas y hacer posible un cambio de vida y, por ende, de sistema: ser cultivadores de nuestros propios alimentos.

Propuesta frente a la emergencia sanitaria 

El mensaje más potente en toda esta situación, aquel que alzan médicos y científicos, es el de la prevención, y si bien se ha centrado mucho en la higiene como la medida de evitar el contagio, con el adecuado lavado de manos y desinfección de espacios de la casa y de los objetos que puedan ser expuestos a riesgos de contagio (como las bolsas de compras) otro gran tema del que se viene hablando mucho es de Fortalecer el Sistema Inmunológico.

Para ello contar con frutas y vegetales con alto nivel de vitamina C y de plantas que ayuden a mantener el cuerpo caliente, reforzando la liberación de las vías respiratorias y la expectoración es primordial.

Nuestras madres y abuelas tienen al respecto mucho que enseñarnos, infusiones de hierbas, inhalaciones naturales y formas tradicionales de cuidar la salud que se han usado desde generaciones atrás, la mayoría probadas por la ciencia, deben ser ahora de conocimiento de todos y todas, en especial de nuestros niños y niñas, ya que son medidas preventivas, sin riesgo mayor (como sí lo son los fármacos) y que ayudan a mantenernos en estado óptimo para evitar que el virus no nos “encuentre débiles”.

Un comentario

  1. Pingback: Programas Mi Huerta y Huertas Familiares – NuevaComuna

Comentarios cerrados.